h1

La filosofía

La filosofía siempre es considerada como un saber, algo que ha existido desde el principio de los tiempos; que sólo tenían los sabios que respondían a las preguntas de su pueblo.  Hoy en día todos podemos practicar la filosofía para razonar, pensar mejor, y buscar respuestas a preguntas que cosas como la ciencia no pueden responder, pero eso ya es otro punto.

El saber de los seres humanos se centra en sus razonamientos y en sus sentidos. Con los sentidos podemos ver cosas y deducir alguna posible explicación para lo que nuestros ojos observan.

Las tormentas, por ejemplo. Los antiguos griegos y romanos y todos esos pueblos de hace miles de años creían que las tormentas eran producto de un enfado producido por el Dios Zeus. Eso era una deducción. Ahora sabemos que las tormentas no se forman por zeus; sino porque hay una serie de elementos positivos y negativos que al entrar en contacto unos con otros producen esos rayos. Eso es un conocimiento inducido, porque a todos en geografía nos enseñaron cómo se producían las tormentas.

Para llegar a descubrirlo, alguien tuvo que razonar que no era lógico que alguien desde el cielo lanzase esos resplandecientes rayos, por eso yo pienso que la filosofía existe desde que el hombre fue capaz de pensar en la muerte, imaginar dioses y practicar ritos.

Pero la filosofía no solo sirve para encontrar una explicación a las cosas. La filosofía más tarde se convirtió en una manera por la que las gentes encontraban la felicidad en el universo en el que vivían. Se dice que Socrátes fue quien empezó a utilizar la filosofía para cuestiones humanas y no solo cósmicas.

 Pero os preguntareis, “Vale, lo de las tormentas tiene sentido pero… ¿eso no es ciencia?” Aquí llegamos al siguiente punto, esperado por todos.

Filosofía vs Ciencia

En el principio de los tiempos, se creía que la filosofía era ciencia, porque no exístia nada mas; la única explicación posible para todo era lo que los sabios decían.

Antes de pasar al tema teórico, creo que debo dar mi opinión. En la filosofía las cosas se discuten, se ponen en común y se debaten, y entre todos se llega a una conclusión común.

En las ciencias las cosas son como son y nadie puede cambiarlas a no ser que pruebes que la teoría que todos conocían estaba equivocada.

Por ejemplo; en filosofía puedes discutir si el negro es un color. Sin embargo, las cosas científicas como por ejemplo el teorema de pitágoras no son discutibles, porque tienen pruebas y porque son así.

Según la teoría, las principales diferencias entre filosofía y ciencia son:

  1. La actitud: Al científico le importa lo que puede observarse y medirse. Al filósofo le interesa conocer la totalidad de todo lo que hay.

  2. El interés: El filósofo quiere encontrar el saber y la verdad. El científico quiere conocer la realidad

  3. El objeto: Los objetos estudiados, como ya vemos en los otros dos puntos, no son los mismos en una cosa que en la otra.

  4. El método: Los científicos utilizan fórmulas, experimentos… para hacer las cosas. Los filósofos utilizan una mentalidad diferente dependiendo de la prespectiva que tenga el planteamiento.

 Métodos filosóficos.

  • Aristóteles: Contamos con dos fuentes de conocimiento, los sentidos y el entendimiento. A través de estas dos fuentes podemos acceder a lo sensible y a lo inteligible.

 

  • Empirista: Los empiristas separan las dos fuentes de conocimiento en experiencia y razón.  La razón es la fuente que se utiliza para las ciencias formales, porque podemos analizarlas y descubrir si son verdad. La experiencia se utiliza en otras ciencias donde solo experimentando puedes aprender, como las ciencias de la naturaleza.

 

  • Racionalista: Se basa en la razón. La razón puede darnos certeza de que los conocimientos son verdaderos por dos razones muy sencillas; que lo primero no son las sensaciones, sino el entendimiento y que en nuestras ideas las más claras y evidentes son las que provienen de la razón y nada más.

          Descartes, por ejemplo, afirma una idea “clara y distinta”, que es muy famosa hoy en día:

                            cogito ergo sum – “Pienso, luego existo”

 

Sinceramente, los métodos filosóficos me parecen bastante complicados de entender. Cada uno tiene su manera de pensar, pero hay que entender las opiniones y los métodos que utilizan los demás para comprender bien el universo en el que vivimos.

Este es mi desarrollo del tema I; espero que os haya aclarado un poco lo que hemos visto en estas últimas semanas y que os sirva para realizar el vuestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: